Homenaje a los vecinos supervivientes de la Batalla de Belchite en su 80 aniversario

Las artes escénicas, la poesía, la danza y la música se alternarán con las intervenciones institucionales en las actividades programadas bajo el lema de ‘Belchite: memoria y paz’, que comenzarán el 1 de septiembre en el Pueblo Viejo con el concierto nocturno ‘1 piano y 200 velas’

Batalla de belchite un contienda en la pantalla

Belchite: memoria y paz es el título de las actividades organizadas por el Ayuntamiento de este municipio zaragozano, tristemente conocido por el impacto que tuvo en él la Guerra Civil española (https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_Civil_Espa%C3%B1ola ) cuando fue escenario de uno de los episodios más sangrientos de la contienda: la Batalla de Belchite
(http://belchite.es/80-anos-de-la-batalla/ ). Tuvo lugar entre el entre el 24 de agosto y el 6 de septiembre de 1937: el pueblo contaba entonces con 3.800 habitantes y 1.200 casas, pero su posición estratégica, a 50 kilómetros de Zaragoza, lo convirtió en interesante objetivo, y entre sus calles, de gran riqueza arquitectónica (http://belchite.es/un-viaje-al-pasado/) para sus dimensiones (albergaba tres iglesias (http://belchite.es/un-legado-religioso/ )), un convento y un importante seminario (http://belchite.es/un-tesoro-barroco-entre-las-ruinas-de-belchite/ ) además de ser un exponente del mudéjar aragonés (http://www.aragonmudejar.com/belchite/pag/belchite.htm ) , fallecieron casi 6.000 personas, entre civiles y militares de ambos bandos,en apenas 13 días.

El pueblo quedó en ruinas y, siete meses después, volvió a ser tomado, otra vez con un balance muy negativo. A partir de entonces, sus habitantes lo fueron abandonando y el actual Belchite se construyó en el terreno inmediatamente contiguo a donde se erigía el original: por ello, hoy se diferencia perfectamente entre Belchite Pueblo Viejo (http://belchite.es/belchite-viejo/ ) (el que sufrió la Guerra Civil) y Belchite Pueblo Nuevo (el actual).

Actualmente, las ruinas del Pueblo Viejo se pueden visitar (http://belchite.es/oficina-de-turismo-belchite/) . Pese a haber estado muchos años olvidadas, todavía dan idea de cómo estaba configurado el municipio, sus calles, sus plazas, sus edificios más importantes… En 2013, el Ayuntamiento de Belchite decidió regular el acceso al Pueblo Viejo (hasta entonces era libre) y establecer visitas organizadas en grupos guiados, en las que los descendientes de los propios vecinos que habitaron el pueblo se encargan de explicar lo que ocurrió, basándose en testimonios de primera mano de supervivientes y en la documentación oficial de ambos ejércitos.

Belchite como mensaje de paz

Como explica Carmelo Pérez, alcalde de Belchite,“en las visitas siempre buscamos transmitir un mensaje de paz, intentamos que esto quede claro desde el momento en el que se accede a nuestro Pueblo Viejo: los habitantes y sus descendientes sufrieron mucho este episodio, reflejo de la crueldad de las guerras en cualquier parte del mundo. Las ruinas de Belchite conciencian de la naturaleza destructora de la guerra y ofrecen un espacio educativo para reivindicar la paz y promover las acciones y los valores que la hacen posible, como el respeto a la vida, el rechazo de la violencia y el fomento del diálogo y la solidaridad”.

“Con este espíritu -matiza- organizamos los actos conmemorativos, que tendrán lugar en el Pueblo Viejo y que comenzarán el viernes, 1 de septiembre, a las 22 horas, con el concierto nocturno 1 piano y 200 velas a cargo del compositor David Gómez. Continuarán el 2 de septiembre, a las 19.30 horas, con el acto central, al que han sido invitadas autoridades políticas nacionales, autonómicas, provinciales y comarcales, y durante el cual tendrá lugar el homenaje a los supervivientes de la contienda de 1937. Actualmente hay censados en el pueblo 180 supervivientes”.

En este acto central, las artes escénicas (música, danza y poesía) serán protagonistas junto a los homenajeados, ya que las intervenciones institucionales se alternarán con un micro recital de poesía a cargo de Ángel Andués, Mar Blanco y José Antonio Conde y las actuaciones de la compañía de danza La Mov, la Monkayo Jazz Band y la coral infantil de Belchite. Entre las piezas que se escucharán esa tarde figuran, entre otras, Peace piece (Bill Evans), Meditation (Antonio Carlos Jobim), Mambo influenciado (Bebo Valdés) o Someday my prince will come, que sonará mientras se construye una cadena de velas.

Todo aquel que se quiera sumar a la conmemoración de esta fecha solo tiene que acercarse hasta Belchite los días 1 y 2 de septiembre. Sin duda, es una gran oportunidad para reivindicar la paz y promover las acciones y los valores que la hacen posible.

2017-09-01T18:08:44+00:00 septiembre 1st, 2017|Cultura|

Deje su comentario