Los testimonios de los supervivientes de la Batalla del 37 quedan recogidos en el audiovisual “Belchite. Memoria y paz”

Los estudiantes de Periodismo Miguel Nadal y Ana Aznárez realizaron el documental este verano en el marco del programa de prácticas en el mundo rural “Desafío”, promovido por la DPZ y la Universidad de Zaragoza, y coordinado por la Fundación Pueblo Viejo

Los testimonios de los vecinos que fueron testigos de la Batalla de Belchite de 1937 están ahora recogidos en “Belchite. Memoria y paz”, un audiovisual que se estrenó el sábado 26 de octubre en el teatro de la localidad. Los artífices de la proyección son Miguel Nadal y Ana Aznárez, dos jóvenes estudiantes de Periodismo que, a lo largo de este verano y de la mano de la Fundación Pueblo Viejo, han realizado este trabajo documental en el marco del programa de prácticas “Desafío”, promovido por la Diputación de Zaragoza y la Universidad de Zaragoza.

El audiovisual, de media hora de duración, aborda temas como el auxilio social, el papel de la mujer durante la batalla y la transición al Pueblo Nuevo. En él intervienen las voces de diez supervivientes, y cuenta con testimonios como los de Fernando Salas y Domingo Serrano, alcaldes de Belchite entre los años 1980 y 2003. “Belchite fue un lugar clave durante la Guerra Civil, de gran importancia histórica, y los que fueron testigos de ello tienen vivencias que merecen ser escuchadas”, explican Nadal y Aznárez. Desde mediados de julio y hasta finales de agosto estuvieron en la localidad documentándose, entrevistando a los supervivientes y grabando imágenes en el Pueblo Viejo y en zonas como “Rusia”, el campo de desplazados.

Con este trabajo se va a ayudar a preservar la historia de los vecinos de Belchite que sobrevivieron a la Batalla del 37 y, tal y como señala María José Andrés, coordinadora de la Fundación Pueblo Viejo, “el documental va a permitir entender qué sucedió desde un prisma muy conciliador. Es un regalo para Belchite y para los vecinos que vivieron de primera mano el conflicto: les pone cara y les da voz, y esto es algo que quedará recogido para siempre”.

El proyecto desarrollado por los jóvenes estudiantes “es un reflejo de la apuesta que tenemos en el Ayuntamiento de Belchite por hacer del Pueblo Viejo un espacio educativo para reivindicar la paz y promover el respeto por la vida, el rechazo de la violencia y el fomento del diálogo y la solidaridad. Además, el programa de prácticas ‘Desafío’ nos permite sumarnos a la defensa del trabajo en el medio rural y a la lucha contra la despoblación”, indica Carmelo Pérez, alcalde de Belchite.

“Desafío”, experiencia laboral en el medio rural

La Diputación de Zaragoza, desde su Cátedra sobre Despoblación y Creatividad, y la Universidad de Zaragoza son las instituciones que han puesto en marcha el programa “Desafío”, que ofrece prácticas para universitarios en empresas, instituciones y asociaciones de municipios zaragozanos de menos de 3.000 habitantes, como Belchite. Va dirigido a estudiantes matriculados en la Universidad de Zaragoza que hayan superado 90 créditos de su titulación, que no estén empadronados en la zona en la que se realizarán las prácticas y que deseen adquirir una experiencia laboral y vital en organizaciones creativas e innovadoras emplazadas en el medio rural.

“Belchite. Memoria y paz”

“Belchite. Memoria y paz”, es mucho más que el nombre del audiovisual realizado por Nadal y Aznárez. Desde hace tres años, bajo este título, la localidad rinde homenaje durante una jornada a los 136 vecinos supervivientes de la Batalla de 1937 que en la actualidad están censados en el municipio. Este lema simboliza el espíritu de Belchite y cuenta con un lugar destacado en la plaza de Goya de la localidad, que da entrada al Pueblo Viejo. Dos palabras, que, según subraya el alcalde, “recuerdan el significado de las ruinas de Belchite, identifican a nuestro municipio y permiten al visitante saber dónde ha llegado y qué se va a encontrar”.

2019-11-14T20:00:53+00:00 octubre 28th, 2019|Ayuntamiento de Belchite, Cultura, Historia, Patrimonio, Turismo|