Un ‘Erasmus rural’ que recupera la memoria de los supervivientes de la Batalla de Belchite

Dos jóvenes periodistas trabajan en el municipio zaragozano en la recopilación de los testimonios de testigos del conflicto bélico en el marco del programa Desafío, puesto en marcha por la Universidad de Zaragoza y la DPZ para promover prácticas en instituciones y asociaciones del medio rural

programa-desafio-práctica-belchite

La Diputación de Zaragoza y la Universidad de Zaragoza han puesto en marcha la segunda edición del programa «Desafío», un Erasmus Rural que promueve prácticas para universitarios en empresas, instituciones y asociaciones de municipios zaragozanos de menos de 3.000 habitantes. Uno de ellos es Belchite. Y hasta el municipio zaragozano se han trasladado Miguel Nadal y Ana Aznárez, dos jóvenes periodistas, que, a lo largo de este verano y de la mano de la Fundación Pueblo Viejo, recopilarán los testimonios de los testigos de la Batalla de Belchite . Sus experiencias serán protagonistas de un reportaje audiovisual documental, que ayudará a preservar la historia de los vecinos del Pueblo Viejo.

“Los testimonios de los supervivientes de la Guerra Civil nos están permitiendo recuperar y conocer sus vivencias antes, durante y después de la Batalla de la Belchite. Unas vivencias que, además, se plasmarán luego en un documental para que no se pierdan”, comenta Miguel Nadal. En este sentido, destaca lo positivo de la experiencia, que –frente a las típicas entrevistas-también les está permitiendo un profundo conocimiento de los protagonistas, así como el descubrimiento de datos y hechos que desconocían. “Muchos teníamos la idea de que, tras la Guerra Civil, el Pueblo Viejo quedó abandonado. Sin embargo, no fue así, ya que hubo familias que siguieron viviendo allí hasta 1965”, explica Ana Aznárez.

Tres líneas de trabajo

De hecho, como comenta la periodista, el proyecto documental se estructurará en torno a tres líneas que han marcado la experiencia de los supervivientes de la Batalla de Belchite: el auxilio social, los refugiados y la transición al Pueblo Nuevo. “Con la línea del auxilio social, queremos analizar y destacar el papel de las mujeres, que se encargaban de dar de comer o dar acogida a las personas”, comenta Ana.

En el caso de los refugiados, quieren hacer hincapié en que no es un tema de ahora, “sino que viene de lejos y es algo que nos toca más cerca de lo que podíamos imaginarnos”, añade. Por eso, el documental que preparan –para el que también cuentan con el testimonio de Domingo Serrano, que fue alcalde de Belchite durante 20 años, y varios historiadores- recoge como ciudadanos del municipio zaragozano lo dejaron tras la Guerra Civil y se trasladaron al Bajo Aragón, donde fueron acogidos por familias de allí.

Lucha contra la despoblación

De esta manera, el proyecto que desarrollan Miguel Nadal y Ana Aznárez es un grano más en la apuesta del Ayuntamiento de Belchite, por hacer del Pueblo Viejo un espacio educativo para reivindicar la paz y promover el respeto a la vida, el rechazo de la violencia y el fomento del diálogo y la solidaridad. Además, es una medida más para luchar contra la despoblación.

En este sentido, el programa Desafío es una de las líneas de trabajo que ha impulsado la Diputación de Zaragoza desde su creación de la Cátedra sobre Despoblación y Creatividad. Va dirigido a estudiantes matriculados en la Universidad de Zaragoza que hayan superado 90 créditos de su titulación, que no estén empadronados en la zona en la que se realizarán las prácticas y que deseen adquirir una experiencia laboral y vital en organizaciones creativas e innovadoras emplazadas en el medio rural. El objetivo de esta iniciativa conjunta es facilitar el encuentro entre la oferta y la demanda de talento apoyando a los jóvenes que deseen afrontar este reto inédito y desafiante.

2019-10-22T12:44:13+00:00 agosto 6th, 2019|Ayuntamiento de Belchite, Cultura, Historia|