Un paseo de contrastes de color por la estepa de Belchite

Un paseo de contrastes de color por la estepa de Belchite

La primavera es un momento ideal para acercarse a conocer El Planerón, uno de los ecosistemas esteparios mejor conservados de Europa. El viajero quedará atrapado por sus horizontes, su luz y las tonalidades de las que se puede disfrutar en este singular enclave del municipio zaragozano.

El blanco del yeso del Valle del Ebro destaca sobre el tono rojizo de las arcillas, más propias del Sistema Ibérico. Si algo caracteriza a El Planerón de Belchite es ese espléndido contraste de colores, que traslada a quien lo visita a zonas del Norte de África o de Asia. Y es que en el municipio zaragozano se puede visitar uno de los ecosistemas esteparios mejor conservados de Europa. Y que mejor forma de hacerlo que a través de una ruta, carente de dificultad y apta para realizar también en familia, que permitirá al viajero disfrutar de esta tierra de contrastes, en la que, además, conviven una rica y peculiar flora y fauna.

El Planerón es un tesoro para los apasionados de las aves, puesto que, por sus características, es uno de los mejores lugares para el avistamiento de aves esteparias y rapaces de todos los tamaños. Pero no solo para éstos, también para cualquiera que aprecie la belleza de la naturaleza. Y es que sus paisajes de amplios horizontes, de gran luminosidad, de espectaculares tonalidades y con increíbles atardeceres son un auténtico espectáculo para los ojos. Una visión que todavía es más llamativa en primavera, cuando este paraje casi desértico también florece y salpica de colores el panorama, fascinando y atrapando a todo aquel que lo visita.

Los amantes de la flora podrán conocer en El Planerón una auténtica escuela sobre supervivencia, en gran parte, endemismos y paleondemismos que ponen de manifiesto la antigüedad de estas comunidades y el valor ecológico de esta estepa. Junto a éstas, es posible disfrutar de líquenes exclusivos de la zona, así como de tamarizales, sisallares, ontinares, albardinales, tomillares y romerales, entre otras especies, hasta un total de 150.

Sin duda, El Planerón atesora una belleza y una riqueza medioambiental que hay que descubrir, sentir y disfrutar. Y la primavera es un buen momento para hacerlo.

2017-07-13T19:55:38+00:00 marzo 13th, 2017|Cultura|

Deje su comentario