Una apuesta turística que se afianza con récord de visitas

Una apuesta turística que se afianza con récord de visitas

Más de 30.000 personas han visitado Belchite a lo largo de 2016, convirtiéndose en uno de los municipios de Zaragoza en los que más crece la afluencia de turistas. Son unas cifras históricas que se esperan mejorar este ejercicio, en el que se conmemoran los 80 años de la Batalla de Belchite.

A nadie que visite Belchite se le escapa su trascendencia. Su Pueblo Viejo es un auténtico museo al aire libre de recuerdos del pasado, en el que, además de apreciar su riqueza arquitectónica, se puede recuperar la memoria histórica común a todos los españoles (siempre enfocada desde la importancia de la paz para el avance de los pueblos). Por todo ese interés que despierta, Belchite se ha consolidado como uno de los municipios con más proyección turística de la provincia de Zaragoza, un hecho que ha confirmado el récord de visitas con el que ha cerrado 2016.

Más de 30.000 personas se han acercado a Belchite para visitar las ruinas del Pueblo Viejo, así como otros atractivos turísticos de los alrededores de la localidad zaragozana, en los que se pueden descubrir desde paisajes esteparios extremos o el mayor bosque de olivos de Aragón, hasta fértiles vegas o vestigios romanos. Estas cifras -que casi duplican las de 2015, cuando la localidad zaragozana recibió a 18.400 turistas- refrendan la consolidación de la apuesta turística que se ha realizado en Belchite.

Diferentes iniciativas y actividades ayudan a promocionar este histórico lugar, que espera incrementar la afluencia de turistas en 2017, que coincide con la conmemoración de los 80 años de la Batalla Belchite, una de las más conocidas de la Guerra Civil Española. Y es que la frenética lucha que tuvo lugar entre ambos bandos en este emplazamiento entre el 24 de agosto y el 6 de septiembre de 1937 acabó con un pueblo completamente devastado, que nunca se reconstruyó y que se ha convertido en todo un símbolo.

2017-07-13T20:07:58+00:00 enero 19th, 2017|Cultura|

Deje su comentario