El Ayuntamiento de Belchite refuerza su sede electrónica con el servicio de cita previa

El Ayuntamiento de Belchite refuerza su sede electrónica con el servicio de cita previa

Desde el Consistorio animan a los ciudadanos a utilizar la gestión electrónica en tiempos de pandemia

El Ayuntamiento de Belchite continúa reforzando el servicio de sede electrónica que proporciona a través de su web, con el objetivo de facilitar los trámites municipales de los ciudadanos en el momento actual, marcado por la pandemia de la Covid-19. En concreto, en los últimos días se ha implementado el servicio de cita previa: “Toda administración pública tiene que disponer por ley de una sede electrónica con garantías legales, y en circunstancias como esta debemos mejorarla y fomentar su uso, ya que minimiza muchos riesgos. Si el acceso y su gestión son intuitivos, evitan a los vecinos tener que salir de casa para acudir a la sede física del Ayuntamiento”, informa el alcalde de Belchite, Carmelo Pérez.

El edil anima a los ciudadanos a utilizar este servicio, al que pueden acceder desde aquí: “Una vez dentro se pueden seleccionar varias acciones, como la reciente reserva de cita previa, realizar quejas y sugerencias, expedir documentos administrativos, consultar subvenciones, enviar facturas o solicitar certificados o informes”, matiza Pérez.

Para acceder al servicio de cita previa no se requiere certificado electrónico, por lo que todos los ciudadanos se pueden beneficiar de esta opción, más cómoda y segura en las circunstancias actuales, ya que “pueden solicitar la cita en cualquier momento y desde cualquier lugar, sin necesidad de desplazamiento físico ni de depender de un horario de apertura concreto”, explica el alcalde. En la solicitud de cita previa el ciudadano podrá elegir a través de que medio quiere ser atendido: telemático (una videollamada), telefónico o presencial.

El Ayuntamiento de Belchite comenzó en el año 2010 a trabajar con el programa de sede electrónica, pero la medición de estadísticas empezó a aplicarse en el año 2017, con la entrada en vigor de la tramitación electrónica obligatoria para las empresas. En 2017 se registraron 60 trámites, una cifra que ha ido aumentando considerablemente con el paso de los años hasta alcanzar los 200 en 2020. El perfil de ciudadano que más accede a la sede electrónica se sitúa entre los 30 y los 50 años, por lo que coincide con el rango de edad de las personas que realizan con mayor frecuencia trámites con la Administración pública.